-1
archive,category,category-blog,category-56,stockholm-core-1.2.1,select-theme-ver-5.2.1,ajax_fade,page_not_loaded,menu-animation-underline-bottom,header_top_hide_on_mobile,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

28J, y antes de Stonewall, ¿qué?

Un año más los colectivos LGTBIQ+ nos preparamos para celebrar que llega el 28 de junio: Día de las Libertades Sexuales. El año pasado aprovechamos esta fecha tan importante en nuestros calendarios para conmemorar los hechos que tuvieron lugar en el año 1969 en New York, en el bar Stonewall Inn, así como rendir homenaje a aquellas personas que hace 50 años se rebelaron y lucharon por sus derechos dando así comienzo a lo que hoy en día conocemos como: el movimiento de liberación LGTBIQ+.
Pero, ¿y antes de estos hechos, no había nada ni nadie que luchara por nuestros derechos?

En Kattalingorri hemos echado la vista atrás y hoy queremos hablaros de una persona que desde la ciencia de la sexología y el estudio de la sexualidad humana contribuyó al entendimiento de la diversidad sexual, así como a la defensa de nuestros derechos. Hoy hablaremos de Magnus Hirschfeld.

 

 

Nacido en 1868, Magnus fue un médico y sexólogo, judío alemán, socialista, gay y activista defensor de los derechos de los homosexuales. Fue uno de los primeros en recolectar variada información acerca de la sexualidad y su trabajo se centró en el estudio científico de la misma, para la comprensión y cultivo de la diversidad sexual. En este camino, Hirschfeld desarrolló la teoría de la intersexualidad, según el cual cada persona es una combinación única e irrepetible de rasgos masculinos y femeninos en distintas proporciones, rompiendo así con el binarismo establecido por las normas sociales.

 

En 1896 publicó Safo y Sócrates, que habla sobre el por qué de no poder amar a una persona del mismo sexo, pero tuvo que publicarlo bajo un pseudónimo ya que en esa época no se podía hablar de la homosexualidad libremente.

Pero no solo no se podía hablar libremente, sino que el código penal alemán de la época, acogía el artículo 175 el cual penalizaba los encuentros eróticos entre hombres. Antes esto, Hirschfeld y otros colegas fundaron en 1897 el Comité Científico Humanitario, para hacer campaña por el reconocimiento social de hombres y mujeres homosexuales y transgénero y para luchar contra su persecución por dicho artículo. Fue la primera organización de su tipo en la historia, y ha sido incluso considerada por algunas personas como la primera asociación de gays y lesbianas, que luchó por sus derechos mediante la demostración científica de la diversidad sexual.

 

 

Otra obra suya que tuvo gran relevancia, fue Die Transvestiten publicada en 1910. En esta obra explica que los hombres que se travestían, lo hacían para expresar el lado femenino de su personalidad, considerando que su rol social masculino se lo impedía y necesitando recurrir a la ropa femenina para ello, y no teniendo tanto que ver con la orientación del deseo de estos. Con esto, aclaró la idea que se tenía sobre dicha práctica, pensando que los hombres que la practicaban eran homosexuales que no se atrevían a salir del armario y que se vestían así para poder tener encuentros con otros hombres.

 

 

En 1919 Magnus fundó el Instituto para el estudio de la Sexualidad, y contribuyó a organizar a la sexología como disciplina a escala internacional. En este, además de estudiarse todas las cuestiones anteriormente mencionadas, se encontraba una inmensa biblioteca sobre sexualidad y se proveían servicios educativos. El instituto también incluía un Museo del Sexo, un servicio educacional para el público que se sabe que fue visitado por clases de escolares. Gente de toda Europa visitaban el Instituto para conseguir un mejor entendimiento de sus sexualidades.

El 6 de mayo de 1933, los nazis destruyeron el instituto y quemaron la biblioteca que el instituto albergaba. Es por ello que muchos de los estudios que se hicieron no han llegado hasta nuestros días y no se conocen. Hirschfeld, fue atacado y sufrió una paliza, por la que tuvo que escapar de Alemania a donde nunca volvió y murió en el exilio en Niza en 1935.

17 de Mayo Día Internacional contra la LGTBIfobia

Hoy es 17 de mayo de 2020. Se cumplen 30 años desde que la OMS sacara la homosexualidad de su lista de enfermedades mentales. 30 años en los que el mundo ha cambiado y hemos conseguido cambiarlo mucho. 30 años en los que hemos seguido luchando, mostrándonos ni enfermas, ni locas, ni estigamtizadas. 30 años demostrando que hay infinitas maneras de amar, sentir y ser. 30 años llenando las calles de amor y libertad.

 

Hoy, en este día Internacional Contra la LGTBIfobia, en el que no podremos estar en las calles, utilizamos estos otros escaparates creados para mirar al mundo para llegar a vosotrxs para transmitiros un mensaje claro: que seguiremos trabajando para acabar con las desigualdades que genera este sistema cisheteropatriarcal, con esta arma tan potente que tenemos entre manos: ¡VISIBILIDAD!

 

Vamos a seguir demostrando al mundo que ante los desprecios, los insultos o incluso los golpes, no nos vamos a acobardar, vamos a unirnos y luchar, demostrando que el odio no tiene cabida entre nosotrxs. Demostraremos al mundo que somos muchxs lxs que vivimos nuestras vidas al margen de las normas que se nos han impuesto. ¡Vamos a demostrar al mundo que SER SOMOS!

 

 

Kattalingorri Nafarroa

Delitos de Odio: El odio no es delito de odio

Delimitar y aclarar qué son y qué no son delitos de odio es importante por un lado para que no se difuminen los límites de Derechos Fundamentales como la libertad de expresión por un lado y la dignidad humana por otro.

 

La razón de ser de los delitos de odio parte de un enfoque de los derechos humanos desde los principios de universalidad y no discriminación de ninguna persona. Lo que está en juego es la negación de la universalidad de los Derechos Humanos. Se parte de la violencia estructural, personal y cultural que se ejerce de forma directa e indirecta contra determinados colectivos. Los distintos tipos de violencia son producto de la intolerancia, de los prejuicios y estereotipos basados en la raza, orientación sexual, etnia, edad, género, creencias religiosas, clase social, identidad de género, origen, estado de salud, capacidades, situación administrativa… Entiende el ordenamiento jurídico que el odio al otro motivado por las características personales merece un esfuerzo para proteger la dignidad y la igualdad de todos los grupos sociales que se ven directamente afectados, contribuyendo a través de esta especial protección a la convivencia y a la cohesión social.

Estas violencias pueden ser directas o indirectas.

 

– Violencias indirectas menos visibles: Son violencias menos graves que las directas pese a que también son violencias y por lo tanto nocivas a nivel individual y colectivo. Nos guste o no, el respeto a la diferencia y a la diversidad humana no se puede imponer. Estas violencias indirectas se dan nutriéndose de prejuicios e ideas falsas y preconcebidas pero que sí son compatibles con la libertad de expresión, pese a que las mismas puedan resultar ofensivas, erróneas y descabelladas.

 

Violencias directas visibles: es el llamado “odio punible” y va desde la discriminación a la comisión de delitos basados en la pertenencia de la victima (o creencia de pertenencia por parte del que incurre en estas violencias) a uno de los grupos que históricamente han sido vulnerabilizados. Es incompatible con la libertad de expresión y su reproche legal varía por su gravedad y por su ámbito.

 

– Discriminación: la discriminación no es un delito de odio per sé, aunque sí es una conducta basada en prejuicios que puede ser castigada incluso penalmente. Se produce cuando una persona recibe un trato menos favorable que el dado a las demás personas estando en situaciones comparables sólo porque forman parte o se considera que forman parte, a un determinado grupo o categoría de persona. La discriminación precede, acompaña o constituye una circunstancia del delito de odio, pero su tratamiento legal no está siempre en el orden penal (por lo tanto muchas veces no es calificable como delito) sino que lo encontramos sobretodo en el orden civil, social/laboral y en el administrativo. Las situaciones más frecuentes donde se producen actuaciones discriminatorias son:

  • La discriminación en el ámbito laboral: en las ofertas de empleo, en la selección, en las condiciones de trabajo (salarios, etc.), en el desempeño profesional, la promoción interna, la jubilación y/o el despido. Es importante señalar aquí que si tras realizar una grave discriminación en el ámbito laboral no se restablece la situación de igualdad ante la ley tras requerimiento o sanción administrativa, reparando los daños económicos que se hayan derivado, entonces sí estaremos ante un delito penalmente reprochable como se verá en el punto dedicado a los delitos de odio.
  • La discriminación en al acceso a los locales de ocio. El conocido como derecho de admisión que permite decir qué personas pueden acceder a un establecimiento público o privado y/o permanecer en este tiene una serie de limitaciones como la obligatoria exposición de carteles o publicidad en los accesos a los locales que señalen de forma clara cuáles son los requisitos para entrar/permanecer en el local. Es decir, el solo enunciado “Reservado el Derecho de Admisión” no es suficiente para determinar quién entra y/o permanece en un local y quién no.
  • La discriminación en espacios públicos puede ser de naturaleza muy diversa siendo constitutivo en muchos casos de conductas delictivas. Ese amplio abanico abarca desde insultos, amenazas, agresiones en la calle, parques, bares, transporte público, polideportivos municipales, etc., hasta delitos más graves, como delitos contra la vida, la integridad física o la libertad sexual.
  • Discriminación por identificaciones basadas en el perfil de la persona. Se trata una práctica discriminatoria que puede producirse en espacios públicos durante los dispositivos operativos policiales de prevención para el mantenimiento de la seguridad ciudadana, pero que, según ha denunciado el defensor del pueblo y diferentes organismos internacionales no pueden producirse únicamente basándose en características de la persona como su etnia, su raza, su identidad de género o su situación socioeconómica.
  • Discriminación en el acceso a bienes y servicios como pueden ser la educación o la sanidad. Es importante saber que, en estos casos, además de denunciar la discriminación siempre puede acudirse, a través de los cauces generales establecidos por el ordenamiento, a los mecanismos de reclamación que existan en cada ámbito. Por ejemplo, en el caso de que la situación de discriminación se produzca en un centro educativo, se puede acudir al Consejo Escolar y si es en un centro sanitario, a los Servicios de Atención al Paciente. Es importante destacar aquí también que si la discriminación llega hasta el punto de denegar un servicio o prestación pública estaríamos ante un delito de odio penado en el Código Penal que se ve en el siguiente apartado.

 

Delitos de Odio: los delitos de odio para ser considerados estrictamente como tales han de comprenden dos elementos básicos:

1. que el acto constituya infracción penal, prevista por tanto en el Código Penal.

2. que sea producto de un prejuicio del autor hacia la víctima por pertenecer a un colectivo vulneralizado por sus características personales. El objetivo (la persona víctima) es elegida intencionadamente por el autor por su pertenencia (real o presunta) a un colectivo que se considera especialmente protegido.

Es necesario señalar que en el actual Código Penal no existe un capítulo o título dedicado a los delitos de odio, ni tampoco una mención que los defina. No obstante se consideran delitos de odio:

  • Los agravantes penales son conductas que agravan la responsabilidad criminal. La aplicación de la circunstancia agravante genérica del artículo 22.4 Código Penal: Cometer el delito por motivos racistas, antisemitas u otra clase de discriminación referente a la ideología, religión o creencias de la víctima, la etnia, raza o nación a la que pertenezca, su sexo, orientación o identidad sexual, razones de género, la enfermedad que padezca o su discapacidad.
  • El delito de amenazas dirigidas a atemorizar un grupo étnico, cultural o religioso, o un colectivo social o profesional, o cualquier otro grupo de personas del artículo 170.1 CP.
  • Los delitos contra la integridad moral del artículo 173 CP.
  • El delito de discriminación en el ámbito laboral del artículo 314 CP: Los que produzcan una grave discriminación en el empleo, público o privado, contra alguna persona por razón de su ideología, religión o creencias, su pertenencia a una etnia, raza o nación, su sexo, orientación sexual, situación familiar, enfermedad o discapacidad, por ostentar la representación legal o sindical de los trabajadores, por el parentesco con otros trabajadores de la empresa o por el uso de alguna de las lenguas oficiales dentro del Estado español, y no restablezcan la situación de igualdad ante la ley tras requerimiento o sanción administrativa, reparando los daños económicos que se hayan derivado, serán castigados con la pena de prisión de seis meses a dos años o multa de 12 a 24 meses.
  • Incitación al odio, la violencia o la discriminación del artículo 510 CP.
  • La denegación discriminatoria de prestaciones o servicios públicos (artículo 511 CP) y de prestaciones o servicios en el ámbito empresarial (artículo 512 CP).
  • El delito de asociación ilícita para cometer un delito discriminatorio del artículo 515.4 CP.
  • Los delitos de genocidio y lesa humanidad de los artículos 607 y 607 bis CP.
  • Hay otros tipos penales en nuestro ordenamiento jurídico (injurias, coacciones, amenazas…) que podrían dar respuesta punitiva a las ofensas y supuestos que atentan contra los bienes jurídicos inmateriales de la personalidad como pueden ser el honor, la imagen, la intimidad o la vida privada.

Premios LAIAK, una gala por la Diversidad

La Asociación LAIAK ha celebrado en Tafalla su primera gala de premios “por la visibilización del colectivo”, alzando la labor de quienes luchan por ello.

 

LAIAK tiene tan sólo un año y ya se ha edificado como un ejemplo de lucha para los derechos LGTBIQ+ en la Zona Media de Navarra. Pionera en la comarca, se creó por un ambiente libre de homofobia.

 

La primera edición de premios reconoció la labor de Mili Hernández, la de la asociación Kattalingorri y la de la ciudad de Olite, tres ejemplos de progreso colectivo e individual. Durante la gala, LAIAK se alzó al grito de la diversidad, acompañados por el folclore de las dantzas y la presencia de representantes institucionales.

 

Mili Hernández abrió hace más de veinticinco años en Chueca una librería con temática LGTBIQ que llegó cuando la literatura lésbica no se concebía en el Estado ni en las mentes de los más progresistas. El premio que recogió es el reconocimiento al trabajo realizado durante un cuarto de siglo, al tesón impuesto y las ganas de continuar.

Es muy emocionante, en esta época de dificultad me hace especial ilusión porque hay que seguir trabajando, todos nosotros somos necesarios

El galardón a nivel comarcal lleva el nombre de Kattalingorri por su activismo durante casi veinte años. La entidad nació en el 2000 con el objetivo de dar un servicio de atención e información para las personas LGTBIQ en Pamplona y que desde hace unos meses ha extendido su ámbito de acción al conjunto de la Comunidad Foral.

Recibimos el premio con cariño y satisfacción, es el reconocimiento a la institución pero sobre todo a la perseverancia de las personas que han estado cuando faltaban los recursos, a los que se mantuvieron firmes cuando no había nada

asentía Xabier Sánchez coordinador de Kattalingorri.

 

El bar Los Lebreles, en Olite, se mantuvo a la vanguardia durante los años ochenta, fue un lugar de peregrinaje, al igual que la propia localidad, para los navarros que no se sentían acogidos en sus pueblos. Aquel fue el primer bar de ambiente LGTBIQ en la comunidad.

En Olite había cordialidad, en los 80 venían autobuses llenos con personas que aquí no se sentían juzgados

explicaba Alejandro Antoñanzas, concejal de Igualdad y encargado de recoger el galardón.

 

Fuente: Noticias de Navarra E. Pujol

«Naizen» la Asociación de Familias de Menores Transexuales

Una fiesta por todo lo alto alumbró el pasado 26 de Enero de 2019, la presentación de NAIZEN, Asociación de Familias de Menores Transexuales. 

Más de 500 personas completaron el aforo del Teatro Principal de Donostia para asistir a un acto presidido por la música, el humor, los bertsos y el baile pero en el que también hubo momentos para el recuerdo y la emoción. Las más de cien familias que forman parte de NAIZEN estuvieron arropadas en su primer acto público por representantes de instituciones vascas y navarras y de numerosos colectivos y asociaciones. La gala fue presentada por los periodistas África Baeta y Xabier Madariaga. El discurso de bienvenida lo pronunció Eneko Goia, alcalde de Donostia, cuya Corporación cedió el Teatro Principal para la puesta de largo de NAIZEN.

El secreto mejor guardado por las familias de menores transexuales, el nombre y el logo de su asociación, fue desvelado en los planos finales de un vídeo editado por la directora Esti Urresola a partir de un texto de Ekaitz Goikoetxea y que resumió la labor desarrollada en los últimos años por estas familias bajo el nombre de ‘Chrysallis Euskal Herria’.

7 niñas y niños de la asociación compusieron con grandes letras sobre el escenario, el nuevo logotipo con los colores que a partir de ahora representarán a Naizen.

El nombre ‘Naizen’, que le ha regalado a la asociación, con su magia y poesía, Ekaitz Goikoetxea, significa en euskara ‘quien yo soy’ (naiz+relativo); jugando poeticamente con las palabras también puede significar ‘lo más que yo soy’ (naiz+superlativo); incluso se puede leer como ‘quien yo soy’ en 1ª persona (naiz) ante lo que los demás pensaban en 3ª persona que ‘era’ (zen)… Y dentro del nombre (n+aize+n) ese viento (haize) de libertad, que ha perdido su ‘h’, como si se la hubiese llevado el viento…. Y más y mas juegos de palabras y sentidos que se pueden sacar a esas 6 letras…

El logo, diseñado de modo altruista por la agencia de comunicación Arista, muestra a través de sus letras que entre el rosa y el azul hay todo un continuo de colores, porque cada uno, cada una, es de un color diferente. Porque todas y todos tenemos dentro nuestro ‘todos esos colores’, cada quien en diferentes medidas y proporciones. El punto de la ‘i’ se ha convertido en una explosión de alegría, libertad y felicidad, porque así florecemos cuando podemos ser quien verdaderamente somos.

Fuente: naizen.eus

Guía para el acompañamiento y la atención a las personas transexuales en Navarra

Esta «Guía de acompañamiento y atención a las personas transexuales» responde al deseo del Instituto Navarro para la Igualdad (INAI) de promover, impulsar y dar a conocer medidas para superar las múltiples discriminaciones que afectan a una parte importante de la ciudadanía por identidad sexual y/o de género.

Si bien en los últimos años hemos ido avanzando en la consecución de derechos para todas las personas, en demasiadas ocasiones, las personas transexuales y transgénero han quedado al margen de acciones de sensibilización en los ámbitos educativo, sanitario, social, cultural y laboral.

Este Gobierno, por medio del INAI, ha buscado en todo momento atender la demanda de los colectivos LGTBI en cuanto a la implicación de las instituciones -en el plano de servicios y legislación -en la defensa de los derechos humanos con carácter universal.

Es por esto que la implementación de políticas públicas contra la discriminación por identidad sexual o de género, orientación sexual y expresión de género en la Comunidad Foral de Navarra necesita de compromisos claros y firmes. Para ello, partimos de la labor que hoy estamos realizando contra cualquier tipo de discriminación en todos los Departamentos del Gobierno de Navarra y en el resto de las Administraciones locales. Y, desde este punto de partida, desarrollar un abordaje trasversal, es decir, contar con una directriz de igualdad en todas las políticas y sectores.

En junio de 2016 creamos la Comisión de Atención a la Transexualidad en la Comunidad Foral de Navarra. Hemos vivido un proceso participativo, que nos ha servido para reflexionar, crecer, saber responder, ampliar horizontes. Y también nos ha servido como motor de cambio.

Uno de los objetivos principales de esta Comisión ha sido la elaboración de esta Guía, buscando, como indica su propio nombre, que aquellas personas transexuales, familiares y cuantas personas estén interesadas en el tema se sientan acompañadas, arropadas y que cuenten con una herramienta válida que recoja, en primer lugar, un marco conceptual que  nos sitúe en el tema, su contexto cultural, social y el marco normativo. La segunda parte de la Guía recoge los servicios con los que contamos la ciudadanía navarra en la administración pública, además de información sobre los colectivos de personas transexuales y familias.