-1
archive,tag,tag-navarra,tag-43,stockholm-core-1.2.1,select-theme-ver-5.2.1,ajax_fade,page_not_loaded,menu-animation-underline-bottom,header_top_hide_on_mobile,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

LGTBIfobia en el deporte

El pasado viernes 19 de febrero se celebró el Día contra la LGTBIfobia en el Deporte en Iruña y Harrotu organizó una mesa redonda donde varias personas LGTBI deportistas pudieron contar de primera mano sus experiencias y sus puntos de vista respecto a este tema.

La charla se abordó desde varios temas: las experiencias negativas respecto al ser LGTBI en el mundo deportivo, los obstáculos que han encontrado en su vida deportiva, los elementos de protección que han tenido, y los retos a conseguir en el futuro. Estos 4 elementos dieron pie a un gran debate junto con las personas oyentes que participaron activamente en la mesa redonda, convirtiéndose en un trueque de experiencias y reflexiones vitales que dan para mucho, mucho más que para un post de blog como este.

Pero aún y todo, me gustaría comentar mis impresiones. Lo primero es que sólo una de las personas ponentes relató vivencias negativas directas por ser LGTBI. Esto me sorprendió positivamente, ya que entendía el deporte profesional como un mundo muy competitivo, no muy acogedor de las diferencias, y donde cualquier diferencia respecto al otro puede ser motivo de machacar en los códigos de competición. Pero según sus experiencias, esto no fue así.

A pesar de no haber vivido ampliamente experiencias negativas directas, lo que sí relataron fueron otras actitudes negativas en términos generales hacia el colectivo LGTBI, a modos de generalidades, comentarios homófonos, risas y demás. Parece ser que de esto no se libra nadie, y de hecho esto dio pie a un montón de reflexiones sobre la pertenencia al grupo, la responsabilidad individual de la persona LGTBI para hacer frente a esos comentarios, la responsabilidad colectiva hacia ellos, el sentimiento de culpa, etc. Un debate apasionante.

Otra de las cosas que me sorprendió fue el hecho de que las ponentes que practicaban deportes minoritarios como son el jockey y el rugby, relataron las experiencias más positivas, mientras que la ponente que practicaba un deporte mayoritario, el fútbol (también llamado como el deporte rey), relató las experiencias más negativas. Cuanto más pequeño es el deporte y más obstáculos se pueden tener para practicarlo, más cuidados personales existen dentro del mismo. Como una forma de protegerse internamente cuando afuera están las dificultades. Interesante reflexión, ¿verdad?.

Pero estos no fueron los únicos temas que salieron a la palestra: se habló de la necesaria fuerza personal (o empoderamiento personal) para superar las adversidades, de los apoyos entre iguales para poder ser libres como personas LGTBI en el mundo deportivo, de las muchas dificultades añadidas por ser mujer (una vez más las mujeres están en una diferencia negativa sólo por el hecho de serlo), etc. Y también se habló de los retos que quedan por conseguir. Y en este sentido, se hablaron de dos: la igualdad y la educación.

Personalmente, no me extrañó nada que salieran estos dos retos generales. Y es que a pesar de que estas personas no relataron unas vivencias negativas directas graves (agresiones físicas, por ejemplo), dieron cuenta de una amplia red de vivencias negativas como son los comentarios en grupo, las mofas, la soledad, la falta de referentes, los juicios de valor, las trabas, los miedos, la culpa… Actitudes y sentimientos que crean todo tipo de piedras en el camino de la libertad, en el camino de la igualdad. Y una vez más, sale claramente a la luz la necesidad de la educación: educación en casa, en el colegio, y en este caso, en los clubes deportivos. Sólo así se alcanzará la igualdad real, y tal vez algún día, dejemos de celebrar este día ya que todo el mundo podrá ser libre sea quien sea, practique el deporte que practique.

 

Ander Iribarren Hualde

Sexólogo de Kattalingorri

 

Artikulua euskaraz irakurtzeko sakatu hemen

Vida, Diversidad y Orgullo en el centro

Desde la Asociación Kattalingorri hemos realizado una introspectiva en el tiempo y nos gustaría compartirla con todas, todos y todes.

A lo largo de estos 20 años de recorrido Kattalingorri ha sido una herramienta y espacio de lucha, reivindicación, empoderamiento y visibilidad de la realidad de las personas LGBTIQ+. Fruto de las reivindicaciones históricas del colectivo LGTBIQ+, en la actualidad en Navarra disponemos de un marco jurídico propio y específico en materia LGBTI+. Es decir, que la lucha por los derechos de las personas LGTBIQ+ junto con el diálogo con las instituciones ha posibilitado que a día de hoy y en los últimos cuatro años tengamos entre otras cosas, dos servicios de atención a la diversidad sexual y de género en la comunidad.

En estos cuatro años, la puesta en marcha y gestión de estos servicios ha sido toda una aventura para Kattalingorri y para las personas y colectivos que hemos estado en esta lucha. Una aventura a la vez que toda una oportunidad para llevar a cabo algo que desde los colectivos LGTBIQ+ se ha reivindicado durante años. Por un lado Harrotu, Centro LGTBI+ del Ayuntamiento de Pamplona, como espacio de encuentro en la capital, el cual, además de acercar la realidad LGTBI+ a la ciudadanía, presta atención profesional e impulsa el respeto por la diversidad sexual y de género. Por otro lado, Kattalingune, Servicio LGTBI+ de Gobierno de Navarra, que presta servicio de manera descentralizada en diferentes zonas de Navarra y ha evolucionado en cuanto a contenido y presupuesto en todo su recorrido gracias a la lucha de los colectivos que conformamos Kattalingorri y aliadas/es/os. A día de hoy hemos avanzado en la visibilización de nuestras realidades y en la importancia de tener estos servicios de atención profesional, pero todavía queda bastante camino por hacer, por ello aquí seguimos.

Son tiempos difíciles, pues a pesar de que en Navarra conseguimos una ley para la promoción y defensa de la igualdad de las personas LGTBIQ+, continuamos sufriendo por la invisibilidad institucional y social, exclusión social y el rechazo directo por parte de algunas capas de la sociedad. En este sentido, que el desarrollo de leyes específicas en el Estado Español se siga retrasando, no favorece a que esto cambie. Además de todo esto, la medidas para afrontar el COVID-19 están agravando situaciones que ya venían generando exclusión y sufrimiento: Casas que no son lugares seguros y dificultad para encontrar una alternativa, mayor precariedad laboral y aumento de temores de ser tu misma/o/e por miedo a que te echen, procesos de tránsito paralizados, vuelta al armario, mayor desamparo de las personas Trans en situaciones de exclusión social y un largo etcétera.

Nos parece indispensable que los derechos y la igualdad de las personas NO se jerarquicen y algunos quedemos en segundo plano, invisibles de nuevo, porque estamos hablando de derechos fundamentales que no se pueden obviar, más allá de una ideología o posicionamiento político.

Por todo ello vemos la necesidad de fortalecer las redes entre las personas LGTBIQ+, colectivos y aliadas/es/os, para la defensa y ejercicio de derechos. Seguir en el desarrollo y la reivindicación de servicios que atienden la realidad de las personas LGBTIQ+ públicos y de calidad. Apelar a las instituciones públicas, por un lado, a incluir de manera veraz la interseccionalidad en sus acciones con el objetivo de garantizar respuestas integrales y por otro lado, a mantener un diálogo activo con los colectivos LGBTIQ+.

Gracias a quienes nos precedisteis, fuerza y coraje a quienes somos y libertad para quienes vendrán.

 

Euskaraz irakurtzeko sakatu

OCTUBRE TRANS

A lo largo de este mes de octubre estamos celebrando varios días importantes en nuestro calendario LGTBI+, que tienen que ver concretamente con la T (transexualidad) y la I (intersexualidad), las cuales tienen que ver con nuestra identidad sexual y sus características.

La identidad sexual responde a la pregunta, ¿Quién soy?, es decir, cada cual sabemos la mujer y el hombre que somos. A menudo la identidad sexual se confunde con la orientación del deseo, esto último responde a una pregunta totalmente diferente, ¿quién me gusta?. También podemos confundirla con la expresión sexual de cada persona, es decir, el modo único e irrepetible que tenemos cada cual para vivirnos.

La transexualidad y la intersexualidad son temas que causan polémica y a su vez están politizados (junto con las demás siglas) pero también son términos muy desconocidos. Estudios bastante recientes están empezando a afinar con cuestiones que tienen que ver con la identidad sexual de las personas y con su determinación.

Entonces, ¿quién puede responder a la pregunta “quién soy”? ¡YO! y solamente Yo. La autopercepción es la clave más valiosa para determinarnos. Porque sabemos, y la realidad nos lo demuestra, que lo que nos hace ser hombres y mujeres no son los genitales, ni tampoco los cromosomas. Por ello, hay infinitas combinaciones posibles en esto de ser mujeres y hombres, tantas como personas. Aunque cierto autobús naranja se empeñe en decir lo contrario, hay niñas/mujeres con pene y niños/hombres con vulva, y por supuesto toda una gama de opciones en la forma, tamaño y aspecto de nuestros genitales. No se puede negar esta realidad porque eso sería ir contra natura, nunca mejor dicho.

La diversidad sexual, es decir, los sexos, los cuerpos, las identidades, las sexualidades, la personas, es tan amplia que acoge a todas la personas del mundo. Además, cuando hablamos de diversidad, identidad, orientación y/o expresión, tenemos que dejar los absolutos a un lado, ya que, en los extremos estamos menos gente que entre los extremos. Es decir, volvemos al famoso “continuo” que siempre nos acompaña en nuestra realidad.

En esta ocasión nos gustaría hacer referencia a las siguientes efemérides para poder celebrarlas y/o reivindicarlas. Por un lado, el 26 de octubre, es el día de la visibilidad Intersex. Según la OMS, este día se busca “visibilizar las demandas de las personas intersex con el fin de terminar con la discriminación contra ellas/os y asegurar el derecho a la integridad corporal, la autonomía física y la auto-determinación.”

Por otro lado, el último sábado de octubre es el Día Internacional de Acción por la Despatologización Trans. Es una iniciativa lanzada por la plataforma activista STP, Stop Trans Pathologization, que desde el 2009 persigue, entre otros objetivos, la retirada de la clasificación de los procesos de tránsito entre géneros como trastorno mental de los manuales diagnósticos, el acceso a una atención sanitaria trans-específica públicamente cubierta y la abolición de los tratamientos de normalización binaria a personas intersex.

Lo que demuestra que las categorías de ‘mujer’ y ‘hombre’ son diferentes y se deben diferenciar pero a su vez tienen cosas en común. Ahora solo nos queda reflexionar en torno a esto, podríamos partir de la siguiente pregunta… “y yo, ¿quién soy?”.

Euskaraz irakurtzeko sakatu

Guía para el acompañamiento y la atención a las personas transexuales en Navarra

Esta “Guía de acompañamiento y atención a las personas transexuales” responde al deseo del Instituto Navarro para la Igualdad (INAI) de promover, impulsar y dar a conocer medidas para superar las múltiples discriminaciones que afectan a una parte importante de la ciudadanía por identidad sexual y/o de género.

Si bien en los últimos años hemos ido avanzando en la consecución de derechos para todas las personas, en demasiadas ocasiones, las personas transexuales y transgénero han quedado al margen de acciones de sensibilización en los ámbitos educativo, sanitario, social, cultural y laboral.

Este Gobierno, por medio del INAI, ha buscado en todo momento atender la demanda de los colectivos LGTBI en cuanto a la implicación de las instituciones -en el plano de servicios y legislación -en la defensa de los derechos humanos con carácter universal.

Es por esto que la implementación de políticas públicas contra la discriminación por identidad sexual o de género, orientación sexual y expresión de género en la Comunidad Foral de Navarra necesita de compromisos claros y firmes. Para ello, partimos de la labor que hoy estamos realizando contra cualquier tipo de discriminación en todos los Departamentos del Gobierno de Navarra y en el resto de las Administraciones locales. Y, desde este punto de partida, desarrollar un abordaje trasversal, es decir, contar con una directriz de igualdad en todas las políticas y sectores.

En junio de 2016 creamos la Comisión de Atención a la Transexualidad en la Comunidad Foral de Navarra. Hemos vivido un proceso participativo, que nos ha servido para reflexionar, crecer, saber responder, ampliar horizontes. Y también nos ha servido como motor de cambio.

Uno de los objetivos principales de esta Comisión ha sido la elaboración de esta Guía, buscando, como indica su propio nombre, que aquellas personas transexuales, familiares y cuantas personas estén interesadas en el tema se sientan acompañadas, arropadas y que cuenten con una herramienta válida que recoja, en primer lugar, un marco conceptual que  nos sitúe en el tema, su contexto cultural, social y el marco normativo. La segunda parte de la Guía recoge los servicios con los que contamos la ciudadanía navarra en la administración pública, además de información sobre los colectivos de personas transexuales y familias.