-1
archive,tag,tag-cultura,tag-94,stockholm-core-1.2.1,select-theme-ver-5.2.1,ajax_fade,page_not_loaded,menu-animation-underline-bottom,header_top_hide_on_mobile,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

RelataLes: relatos lésbicos en confinamiento

Con esta entrada de blog queremos dar las gracias y hacer llegar nuestro reconocimiento a Dekumas LBT, asociación de mujeres lesbibollotrans, que siempre hemos sentido y tenido muy cerca. Ellas han sido las creadoras del fanzine RelataLes: relatos lésbicos en confinamiento, y tras leerlo queremos comentar con vosotras los aspectos del mismo que más nos han gustado.

 

El primero, como no podía ser de otra forma, es el propio proyecto y la impresión del propio fanzine. GRACIAS Dekumas, gracias por todo el trabajo. Gracias por hacer de la larga, y a ratos difícil cuarentena un espacio vivo; lleno de besos, roces y mariposas lésbicas. Pero sobre todo, gracias una vez más, por poner a las mujeres lesbianas y bisexuales en el lugar que nos merecemos, ¡Gracias por hacernos visibles! Y no solo a nosotras, sino a nuestras formas de sentir, amar y gozar. Lo escribimos en plural, claro, porque cada una de nosotras tiene sus formas y éstas se multiplican dependiendo del momento, lugar o persona con la que estemos.

 

Otra cosa que nos ha gustado mucho, ha sido las muy diferentes formas de escribir los relatos que las artistas han utilizado. ¡Menuda maravilla! Es una gozada, poder leer tan diferentes obras de tan diferente manera y conectar con éstas desde, como no, diferentes puntos. ¡Enhorabuena a todas, no dejéis de escribir!

 

Porque además, leyendo el fanzine hemos podido reflexionar mucho sobre esto. Sobre el imaginario que se tiene, en general, cuando se habla de relaciones entre mujeres. ¿Qué imaginario colectivo existe sobre nosotras? ¿En qué piensan las personas cuando oyen hablar de relaciones de lesbianas o mujeres bisexuales? ¿Qué imágenes bombardean sus cabezas? ¿Qué prejuicios les invaden?

 

No dejéis pasar la oportunidad de leer, RelataLes. Ya que con él os adentrareis en un mundo lleno de encuentros bajo la lluvia, de postres dulces en Milán, de ciudades y campos, de amores actuales y romances del 61, de esperadísimos mensajes de whatsapp, y un largo etc de historias apasionantes.

 

Porque RelataLes no es solo un fanzine de amor o encuentros eróticos entre mujeres, RelataLes son historias, reales o ficticias, que narran relatos cotidianos en los cuales, las protagonistas somos nosotras.

 

Klikatu hemen euskaraz irakurtzeko

16 de julio Día Internacional del Drag

El 16 de julio es el Día Internacional del Drag. Desde Kattalingorri hemos organizado este pequeño vídeo con la colaboración de las Drag de Pamplona con el objetivo de ofrecer información y garantizar la visibilidad. Gracias por vuestras ganas y vuestro tiempo: Sussie Pussie, Exia Vermut, Donatella Maní y Albina Stardust.

El Drag surgió como un elemento dramático durante la segunda mitad del siglo XIX, destinado a hacer una proyección cómica de las nociones sociales sobre el comportamiento social, la aristocracia, la organización política, los roles de género, la etiqueta social y los convencionalismos sociales.

Retomó su popularidad en el cabaré de estilo americano durante los años 1930, continuando hasta los años 1960 como un elemento primordialmente histriónico. Formó parte de la comedia en vivo y la imitación entre la década de 1940 como elemento principal de los drag shows que se presentaban en establecimientos dedicados al cabaré y al nuevo teatro de variedades.

En la década de 1950, en el periodo de la cultura closet (periodo anterior a la revolución sexual y los disturbios de Stonewall), los drag shows se volvieron populares en los establecimientos de clientela homosexual, como los bares gay. La estética camp comenzó a recurrir al drag para la personificación de la ironía en las artes, valiéndose del vestuario afeminado y abigarrado de figuras masculinas para formular una intención cómica dentro de la cultura masiva y sus medios de comunicación. Pronto se hicieron habituales los temas del camp y el drag como un elemento de explotación fílmica, convirtiéndose el drag en un elemento asociado con la cultura gay por su recurrencia en la estética camp.

Después de la cultura closet y la conformación del movimiento social LGBT, el drag se volvió habitual como una expresión de género totalmente enfocada a la identidad transgénero, formando parte de la expresión de orgullo LGBT. En su intención histriónica, actualmente se dedican al canto, baile, playback, participando en Gay Prides, concursos de belleza y drag shows.