-1
archive,category,category-navarra,category-1,stockholm-core-2.3,select-theme-ver-8.9,ajax_fade,page_not_loaded,menu-animation-underline-bottom,header_top_hide_on_mobile,,qode_menu_,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive

19 de febrero: Día contra la LGTBIfobia en el deporte

 

– Dekumas LBT, contarnos un poco, quienes sois, que hacéis, porque se creó esta asociación….

DEKUMAS LBT (DE-DEporte, KU-KUltura, M-Mujeres, AS-Asociadas, L-Lesbianas, B-Bisexuales, T-Transexuales), es una Asociación creada en Pamplona (Navarra) en 2018, de ámbito nacional e internacional.

Desde el comienzo, las mujeres fundadoras de la asociación vimos la necesidad social de crear una Asociación de mujeres LBT en Navarra, y quisimos que, como organismo y red, esta asociación propiciara el encuentro y unión entre mujeres LBT, el reconocimiento a las mismas y la generación de visibilidad, por lo que participamos en acciones junto con asociaciones y colectivos LBT y LGBTIQ+, colectivos feministas e instituciones públicas, para visibilizar la realidad de las mujeres LBT. DEKUMAS LBT aúna, como usuarias, a mujeres, personas no binarias fem-aligned, cis o trans, lesbianas, bolleras, sáficas, bisexuales, sexuales o asexuales.

SERVICIOS Y ACTIVIDADES:

DEKUMAS LBT organiza y promueve actividades deportivas, culturales, artísticas, de turismo, ocio etc., para mujeres LBT.

Tenemos también grupos temáticos de WhatsApp organizados, de charla, deporte, club de lectura, ocio, videojuegos, etc. Realizamos en estos grupos, entre todas, una acción psicosocial de apoyo mutuo y de creación de redes y de referentes LBT a través del “artivismo LBT” cultural y artístico. Con nuestras actividades además se consigue que los espacios que las albergan se conviertan en lugares seguros para mujeres LBT y por supuesto en espacios de empoderamiento feminista y visibilidad LBT.

Estamos presentes con nuestras actividades y encuentros de mujeres LBT en Harrotu el Centro LGTBI de Pamplona, en la Casa de las mujeres de Pamplona, y en diversos centros y localidades donde realizamos nuestras actividades que se pueden consultar en nuestras redes sociales de Facebook: Actividades Culturales LBT, Twitter: @DekumasLBT, Instagram: @dekumaslbt, YouTube: DekumasLBT Asociación.

– Tenemos entendido, que, entre otras cosas, creáis grupos para practicar deporte entre mujeres LBT, ¿Qué grupos tenéis, si a alguien le apetece participar a donde tiene que ir?

Actualmente tenemos un grupo de Deporte General donde se proponen actividades por la Asociación y también por las propias usuarias, por ejemplo: senderismo, rutas de montaña, rutas en bicicletas, frontenis, etc.

Y también tenemos grupos específicos de fútbol y pádel. El de fútbol está en vías de reiniciarse, después de lo peor de la pandemia, y buscan interesadas. También se quiere crear un grupo de skate. Así que las interesadas pueden mandar un mail a DEKUMASLBT@GMAIL.COM o un WhatsApp al 662244228, para participar como usuaria en los grupos, tan sólo rellenando un sencillo formulario.

Nos ha contado un pajarito que este año, también habéis hecho un calendario desde Dekumas, y se ha centrado en el ámbito deportivo. ¿Por qué elegisteis visibilizar esto?

Elegimos visibilizarlo, ya que la asociación se pensó para el activismo y la lucha por nuestros derechos como mujeres LBT, desde el deporte y la cultura. Empezamos esta acción en 2019 con dos primeros calendarios subvencionados uno por el INAI Gobierno de Navarra y otro por el Ayuntamiento de Pamplona, en los que se reflejaba la diversidad de mujeres lesbianas y bisexuales, que se visibilizaban a través del arte de la fotografía, acercando a la sociedad como se expresan, momentos de sus vidas, con total libertad y sin una realidad que a veces censura o juzga nuestra forma de amarnos. Y en este calendario del 2022, subvencionado por el INAI Gobierno de Navarra, quisimos visibilizar el deporte LBT, de igual manera, para crear referentes y animar a las mujeres LBT a hacer de los espacios deportivos lugares seguros donde compartir una experiencia que nos visibilice, una y contribuya también al proceso interno de cada una de desarmarización. El calendario tiene el punto de interseccionalidad, no sólo LBT si no que, al ser también de mujeres, es una doble visibilización, con referentes de mujeres deportistas.

– ¿Qué respuesta está obteniendo el calendario?

La respuesta está siendo un éxito, apenas quedan ejemplares lo que es muy gratificante, teniendo en cuenta los tiempos de pandemia que aun vivimos y que han reducido la posibilidad de interactuar con personas en espacios públicos.

En la Casa de las Mujeres de Pamplona hicimos en noviembre de 2021 una presentación y firma de los calendarios. La acogida fue muy emocionante. Asistieron Nora Gómez protagonista con el Hockey sobre hielo del mes de diciembre y Nane Ramos protagonista con Jiu Jitsu del mes de febrero. Estuvieron firmando y dedicando calendarios a todas las mujeres que se acercaron a la cita.

– ¿Dónde se puede conseguir si alguien lo quiere?

Sabemos que aún quedan algunos ejemplares en el Centro Público LGTBI HARROTU en la Calle San Gregorio 28 Pamplona, en la oficina de Kattalingune Servicio Público LGTBI de Navarra en la Calle Fuente del Hierro 2, y en la Casa de las Mujeres de Pamplona, en la Calle Aoiz 9. O interesades se pueden poner en contacto por mail con DEKUMAS LBT dekumaslbt@gmail.com

Se acerca el día contra la LGTBIfobia en el deporte, ¿Por qué es importante seguir visibilizándola y teniendo una efeméride como esta?

Cada 19 de febrero se conmemora el “Día Internacional contra la LGTBIfobia en el Deporte” con el fin de rechazar la discriminación que sufrimos, las personas LGTBI en el mundo del deporte, se practique o no, de manera profesional. Se conmemora este día porque es la fecha de nacimiento de Justin Fashanu, futbolista de 37 años que se suicidó en Londres debido a las presiones recibidas desde que en 1990 hiciera pública su homosexualidad.

Es importante todavía, hoy en día, seguir concienciando y sensibilizando a la sociedad de que la identidad u orientación sexual de las personas deportistas, no puede ser causa de desigualdad, discriminación, acoso o delitos de odio. Todavía es necesario reivindicarlo y visibilizarlo para que las personas deportistas LGTBI sean respetadas, y sean valoradas por sus hitos y logros deportivos.

– ¿Por qué es importante la visibilidad LBT en el deporte?

Esto lo queremos destacar a través del sentimiento en primera persona que narra, en un relato, nuestra compañera Patricia Reche, socia de DEKUMAS LBT e integrante del equipo de fútbol y que se titula “Futbología lésbica”.

Futbología lésbica.

De cuándo en cuándo me preguntan que qué significa el futbito para mí. Es casi cómo preguntarme qué significa la posibilidad de existir. Siempre he sabido que me gustaba el movimiento y la acción, lo que no sabía, y supe después, es que esto en las mujeres, especialmente en las no heterosexuales, era un reto antipatriarcal. Y esto no lo digo yo, lo dijo el régimen franquista al organizar aquel mítico partido en 1971 «Finolis versus folkloricas» y es que las mujeres empezaban a desplegar sus alas en el mundo del deporte, y había que intentar ridiculizarlo. Lola Flores versus Encarna Polo es de todo menos ridículo, es de un potencia inimaginable.

IMAGEN FOTOMONTAJE que aparece en el libro Fanzine RELATALES de relatos lésbicos de DEKUMAS LBT, editado por DEKUMAS con la subvención del INAI Gobierno de Navarra. Disponible la segunda edición, contactar con DEKUMAS LBT para obtener el fanzine.

Pero volvamos atrás. Yo todo esto lo he sabido después. Pero con 14 años, yo no encajaba en los mandatos de género que me habían asignado, me gustaba el fútbol y quería practicarlo. Lo que no sabía, y ahora se, es que allí encontraría a mi familia elegida, encontraría ni más ni menos que mi identidad. Chicas como yo, que no seguían los mandatos de género y que desplegaba una energía atómica en cada partido. Después de los encuentros venían los encuentros entre nuestros cuerpos. Y es que allí encontré a chicas que también desafiaban la heterosexualidad, sin saber que lo hacíamos, porque eso lo sabemos ahora. Allí tuve mis primeras victorias y derrotas en todos los sentidos. Ellas siguen conmigo, pero durante años dejamos las competiciones, no por falta de ganas si no de tiempo. Pero todos los fueras de juego social seguían en mí, y yo seguía buscando una buena alineación y encontré DEKUMAS LBT. Organizamos y promovimos partidos todos los lunes entre chicas LBT, en un estadio, bendecido. Y allí me encontré con el transfutbol. Allí no era importante jugar bien, pertenecer a una categoría por edad, ni siquiera tener equipación. Allí lo importante era saberse parte del grupo al margen de todo lo demás. Compartíamos estiramientos y ampliábamos la familia elegida aún más. Sobra decir, que todos los encuentros tras los partidos han sido igual de intensos que los goles, pues de repente habíamos encontrado un grupo de mujeres LBT con las que compartir nuestros córners de la vida. Y esto es a DEKUMAS el punto de encuentro capaz de transformar cualquier restaurante en un restaurante de ambiente y cualquier deporte en visibilidad.

¿De qué manera creéis que afecta a las mujeres en especial la LGTBIfobia en el deporte?

En el deporte, profesional o no, se mantiene una estructura y un funcionamiento androcéntrico, por lo tanto, es uno de los ámbitos que más discrimina a las mujeres (menos equipos, menos salario y menos reconocimiento público y social). Las mujeres lesbianas, bisexuales y transexuales tienen algunas grandes referentes en el deporte. Mujeres deportistas trans que luchan con trámites deportivos que no resultan sencillos o son discriminatorios. Mujeres lesbianas que han salido del armario antes o después de sus carreras deportivas. Pero todas ellas han sufrido una doble discriminación, simplemente por ser mujeres y LBT.

Cada acción encaminada a reducir la invisibilidad y la discriminación de las mujeres LBT en el deporte es importante para que otras chicas se sientan acogidas y respaldadas para realizar cualquier deporte, y para vivir orgullosas y felices de lo que son, independientemente de su identidad u orientación sexual.

22 de septiembre: Hacia un nuevo rumbo

Kattalingorri es un espacio de referencia, abierto y plural que desde hace 20 años busca aglutinar a los colectivos representantes de la diversidad LGTBI+ en Navarra. Ese espíritu lo llevamos en el ADN desde el nacimiento, de la mano de los colectivos EHGAM, Lumatza e Ilota Ledo, que nos permitió mantener durante 15 años el local de la calle Aldapa como un punto de referencia desde el que ofrecer los servicios que la población LGTBI+ demandaba.

Más adelante, en 2016, se logra la colaboración con el Gobierno de Navarra para dar un servicio más profesionalizado desde Kattalingune, y le sigue en 2017 Harrotu en colaboración con el Ayuntamiento de Pamplona.

Sin embargo, esta historia no ha sido siempre fácil. El trabajo de estos últimos 6 años en los servicios profesionales ha sido duro, y complicado, y por el camino la asociación ha perdido mucho del empuje activista que tenía en un origen.

Los colectivos de Navarra también han ido viviendo sus propios procesos naturales de transformación, y desde hace ya unos años todes hemos notado como se perdía el contacto y la participación. La que hace no mucho era una asociación paraguas que se nutría de un denso tejido asociativo se estaba convirtiendo en un grupo demasiado pequeño con demasiado trabajo entre manos.

Es por esto que el 2020 pusimos en marcha un proceso participativo para reagruparnos y reiniciar la situación. En efecto, 2020 quizás no fuese el mejor año para empezar algo así, pero tampoco sabíamos lo que se nos venía encima. Tuvimos que modificar el plan inicial para tratar de adaptarnos a los modos y ritmos que venían condicionados por un lado, por el  COVID, y por otro lado,  por la larga y dura lucha con el Ayuntamiento de Pamplona para evitar los recortes en Harrotu. Es por ello, que el 12 de junio de 2021 se realizó una sesión de trabajo que ocupó toda la mañana, donde diferentes colectivos y personas LGTBIQ+ reflexionaron sobre los objetivos de la asociación y la estructura que debía tener la misma consensuando una propuesta sobre la que trabajar a partir de ahora (más información sobre la propuesta y resumen de la sesión de trabajo en los documentos adjuntos).

Sin embargo, pasar de la teoría a la práctica no es trivial. Para continuar con esta propuesta y materializarla, es necesario oxigenar las energías, renovando la junta y sumando a toda aquella persona que desee formar parte de esta nueva etapa. Es necesario que quienes tomen las riendas, quienes decidan los detalles concretos del funcionamiento de la nueva Kattalingorri, sean personas diversas y representantes del tejido LGTBI+ de Navarra.

Para todo ello, el próximo 22 de septiembre, convocamos una Asamblea General a las 18:30 en Civivox Juslarrocha para todes les socies. En está asamblea, se elegirá la nueva Junta que será quien tendrá que ir traduciendo las propuestas iniciales en cambios concretos a los estatutos y estructura de la asociación.

Nos queda un largo camino, pero estamos segures que de que merecerá la pena. Desde aquí lanzamos la invitación a toda persona individual o colectivo LGBTIQ+ a hacerse socie y participar en esta nueva etapa. Sabemos que nos queda mucho por luchar, y hoy más que nunca, tenemos claro que queremos seguir luchando juntes.

 

Documentos adjuntos para consulta:

Dossier de trabajo para el 12 de junio

Memoria de la sesión del 12 de junio

Aportaciones de EHGAM al proceso

16 de Julio: Día de la Visibilidad Drag

Con motivo del Día de la Visibilidad Drag, hemos hablado con las drag navarras MARUXAK. ¿Quieres conocerlas?

 

Kattalingorri: Nos gustaría que os presentarais, para todas las personas que nos leen y que no sepan de vuestra expresión artística.

Maruxak:

¡Muy buenas! Somos Rita y Diana. Componentes de MARUXAK. Grupo creado en 2019 en el barrio de Mendillorri y que se dedica a hacer shows dentro del mundo del drag. Al principio nos dedicábamos a pinchar en fiestas populares y peñas de Pamplona y su comarca. Pero con esta situación sanitaria nos hemos tenido que reinventar y tocar diferentes palos. No estamos solas, nos acompaña Unikornia Power que tiene el papel de animadora. También Martotxa y Popony que nos maquillan y nos enseñan. Aimarrana y Leticia se dedican al tema técnico de luces y sonido. Iker y Urki son los que manejan el audiovisual y toda la gente que hay detrás y nos ayuda en todo lo que hacemos, también es MARUXAK. Podemos decir que somos un colectivo que trabaja todo en auzolan. De hecho nuestro cuartel general es Antzara. El centro comunitario de Mendillorri. Donde ensayamos y surge toda la magia.

 

 

Kattalingorri: ¿Cuándo y porqué comenzastéis a realizar estas performances?

Maruxak:

Rita y Diana somos muy amigas de antes de hacer Drag. Y las dos, compartíamos una inquietud muy grande por este mundo. Diana era fan del programa Drag Race y Rita desde pequeño era un enamorado de las galas Drag del carnaval de Canarias. En 2019 nos surgió la oportunidad de montarnos y pinchar junto a dos compañeras del barrio llamadas Botulina. Nos gustó mucho la experiencia y decidimos montar nuestra movida por nuestra cuenta. En Fiestas de Mendillorri de 2019 fue la primera pinchada y fue todo un éxito. Podemos decir que la petamos. Uno de los objetivos era llevar el Drag a un mundo donde no era muy conocido. Las fiestas populares, las peñas… Siempre hemos estado militando en ese mundillo de las comisiones de fiestas, colectivos populares… Y desde esa primera pinchada fueron muchos los sitios que nos llamaron para animar y por supuesto para llevar nuestro mundo de fantasía allí donde haga falta.

 

Kattalingorri: ¿Han existido obstáculos en vuestro camino?

Maruxak:

Al contrario. Hay que decir que llevamos poco en esto y con una pandemia de por medio. Entonces puede ser que no haya dado tiempo. Pero por el momento lo único que hemos encontrado es ayuda y facilidades en todos los sitios. En Mendillorri por ejemplo nos conoce todo el mundo y siempre que pides ayuda para algo, tienes a gente dispuesta a ayudar. Lo cuál no quiere decir que más adelante en este camino no nos encontremos con alguna situación no deseada. Pero de momento todo en orden.

 

Kattalingorri: ¿Qué ha supuesto internamente a nivel personal para cada une de vosotres esta actividad?

Maruxak:

La verdad que aquí compartimos las dos los mismos argumentos. Nos ha supuesto liberación y empoderamiento. Nos ha supuesto aprender mogollón del mundo del Drag ya que lo conocíamos desde fuera. Ahora podemos opinar desde dentro y con criterio. Nos hemos conocido a nosotros mismos tanto dentro como fuera del personaje. El autoaprendizaje en maquillaje, en peinar pelucas, en actuar y crear nuestra personalidad… También hemos aprendido mucho de lo qué es ser Drag. Todo el mundo piensa que somos hombres que nos vestimos de mujeres y no es así. Esto va más allá. Es una expresión artística con mil variantes.

 

 

Kattalingorri: ¿De quién y cómo habéis aprendido? ¿Cuáles son vuestros referentes?

Maruxak:

Aquí podemos diferenciar dos partes. Por un lado están los personajes. Ahí podemos decir que bebemos de todo el mundo y de nadie a la vez. Tenemos una parte cómica y mamarratxa que puede venirnos de las Fellini de Bilbo y también bebemos de las chonis de nuestro barrio. Nos encanta el mundo choni y tenemos mucho de eso. También bebemos del folklore. Las dos somos dantzaris a la par que Drag y el folklore siempre está presente en todo lo que hacemos. Y la reivindicación. El Drag es política aunque haya gente que insista en separarlo, y si podemos lanzar un mensaje, lo lanzamos.

Por otro lado está lo que es el Drag en sí. Ahí hay mucho de autoaprendizaje. Mucho tutorial, Martotxa y popony nos han enseñado mucho de maquillaje. Las redes sociales han ayudado a que veamos diferentes tipos de Drag. Y por supuesto, barriendo para cada, las personas que han empezado en este mundo antes que nosotras y que nos han abierto camino. Botulinas, nuestras grandes amigas Donatella Maní y Exia Vermut y todas las dragonas pamplonesxs que nos han precedido. Sin toda esta gente igual no hubiéramos sacado el proyecto adelante. Ya que conocer que en la ciudad se estaba empezando a mover el tema y no éramos las únicas, fue lo que nos dió el último impulso a crear MARUXAK. Al principio nos costó mucho lanzarnos a la piscina.

 

Kattalingorri: ¿Qué creéis que puede aportar el Drag a una persona?

Maruxak:

Básicamente todo lo que nos ha supuesto a nosotras y que ya hemos mencionado. Conocerse a sí mismo, saber reinventarse, liberarse, empoderarse, aprendizaje… y también supone muchas veces preparar la cartera. En esto hay que decir que con cualquier cosa se puede hacer Drag y puedes montártelo bien para no gastarte millonadas, pero al final hay que invertir su dinero aunque sea mínimo y tiempo. Esto requiere de invertir mucho tiempo. Jeje

 

Kattalingorri: ¿Hay diferentes tipos de Drag?

Maruxak:

Si. La respuesta es rotunda. Cada Drag es de un tipo diferente. Todo el mundo se piensa que esto es un hombre que se viste de mujer y aunque ese tipo de drag existe, también hay mujeres y personas no binarias que hacen Drag. Cada personaje es un mundo y tiene inspiración de aquí y de allá. Existen diferentes modalidades. Drag Queen, King , no binario, Club Kid, drag canario… y dentro de esas modalidades hay sub modalidades. Las hay que se dedican a la comedia, a la pasarela, a la música. También se mezclan y se fusionan modalidades… por eso decimos que cada Drag es un mundo y cada persona, igual que en la vida, es única. Esto es un universo sin límites y sin normas estipuladas. Cada una de marca sus metas y sus historias.

 

 

Kattalingorri: ¿Qué le recomendaríais a alguien con ganas de tirarse a la piscina?

Maruxak:

Que lo haga. Esto es una pregunta que a cualquier Drag que le preguntes, te va a contestar así. Que se lance a la piscina, que aprenda, que se libere. Que tenga paciencia, que todo proceso lleva su tiempo y te vas reinventando. Nadie nace aprendido en nada. Pero con paciencia y constancia todo sale. Ojalá el mundo estaría lleno de drags. Seguro que sería un mundo mucho mejor.

 

Kattalingorri: ¿Cuál es la foto que más os gusta de vosotras?

Maruxak:

Tenemos 3.
1. La del primer día que hicimos un show en Mendillorri donde había más gente que en la guerra viéndonos.
2. En carnavales de Mendi. Donde nos montaron en un camión que recorrió todo el barrio y dónde la gente lo pasó en grande también. Fué una de nuestras últimas apariciones en público antes de encerrarnos en casa.
3. Grabando nuestro último videoclip en Monte Campamento con nuestro barrio de fondo. Y dónde creemos que ya se nota una evolución y un aprendizaje en nuestra imagen.

 

Kattalingorri: ¿Qué es lo que sentís hoy 28 de Junio preparándoos para el Día del Orgullo?

Maruxak:

Pues son diferentes sentimientos. Por un lado hemos querido enfocar nuestro look en nuestra Comunidad. Que es muy diversa aunque no lo parezca. En el look representamos también el aniversario de la batalla de Noain donde Navarra perdió definitivamente su independencia. Lo hemos hilado todo con las cadenas y la opresión que todavía sufrimos las personas del colectivo LGTBIQ+. Ahora está en boca de todos el boicot que ha hecho la extrema derecha a la celebración del 500 centenario de la conquista y lo unimos al mensaje de odio que esta gente tiene hacia las personas del colectivo. Ha generado una situación donde cada vez se ven más agresiones, faltas de respeto, lo que está pasando en Hungría sin que la U.E mueva un dedo… el tema de la ley Trans… hay tanto por lo que salir y reivindicar… Sentimos orgullo y convencimiento de que hay que participar y visibilizarnos para decirle a toda esta gente que aquí estamos y que de aquí no nos vamos a mover. Por mucho que el discurso de odio esté cada vez más al alza. Que no querían café, pues hay que darles taza y media. Y si de paso podemos reivindicar otras cosas pues mejor que mejor.

 

 

Kattalingorri: ¿Os gustaría añadir algo más?

Maruxak:

Diríamos que se apoye la escena local. Que en estos tiempos de parón se ha hecho mucho daño a la cultura y tenemos que apoyarnos entre todos y tener en cuenta la escena local para remontar esto. Ayudándonos entre todxs.

Que tenemos un montón de proyectos en redes sociales donde pueden conocer mejor lo que hacemos. Y si de paso pueden darle apoyo y amor a todo lo que hacemos mejor que mejor. Tenemos dos videoclips en Youtube. Uno que sacamos en julio del año pasado con una versión del himno de nuestra peña y otro tema propio que nosotras compusimos con la ayuda de Kiliki Frexko. Integrante de Chill Mafia.
https://www.youtube.com/watch?v=b20-Q0WcM8M
https://www.youtube.com/watch?v=8OQr1nBy6GA
Tenemos ahora un proyecto en marcha que mezcla la dantza y el folklore con el drag que se llama Folklore Travesti. Y también diríamos que a todo el mundo no le gusta lo que haces pero que las críticas si pueden ser constructivas en vez de destructivas. Mucho mejor.

 

Orgullose en el medio rural

Con motivo del 28 de junio, Día de las Libertades Sexuales, hemos querido prestar especial atención a la realidad y retos LGTBIQ+ en el ámbito rural. Para ello os dejamos las reflexiones de algunes compes:

26 de Abril: Día de la Visibilidad Lésbica

¿Quiénes sois?

Somos Areta, Noelia y Ailén, y juntas formamos la compañía de teatro A Panadaría. Fundamos A Panadaría en el año 2013 y desde entonces amasamos un teatro feminista y crítico en clave de comedia. Ahora mismo nos encontramos en el cuarto año de gira de nuestro tercer espectáculo, Elisa y Marcela.

¿Cómo os animasteis a hacer la obra de teatro de Elisa y Marcela? ¿Cómo conocisteis la historia?

La historia de Elisa y Marcela la conocimos por internet unos años antes de decidir hacer el espectáculo sobre ellas. Buscando referentes de mujeres galegas encontramos una de las tantas noticias de la época (1901) en la que se hablaba del “Matrimonio sin hombre”. Cuando descubrimos la historia nos fascinó pero tampoco la conocimos al detalle. Fue Gena Baamonde, la directora de Elisa y Marcela, la que realmente impulsó la idea de hacer el espectáculo, puesto que en una conversación informal nos comentó que le parecía increíble que en aquel momento (2016) aún no se hubiese contado la historia de Elisa y Marcela en el teatro, en el cine o en la televisión. No entendía como dos mujeres que son un referente para el colectivo LGTBIQ+ en todo el mundo eran prácticamente desconocidas en Galicia. Al escucharla sentimos que era totalmente necesario contar esta historia en teatro, y además hacerlo en clave de humor, desde un punto de vista positivo y por supuesto con perspectiva feminista.

 

 

¿Qué respuestas están teniendo vuestras actuaciones?

La respuesta del público está siendo increíble. El día del estreno, 14 de octubre de 2017, se acercaron varias mujeres lesbianas al final de la obra y nos agradecieron el contar una historia en la que ellas se sentían representadas. Nos decían que no hay prácticamente obras de teatro en las que se visibilice a las mujeres lesbianas y también nos dieron las gracias por hacerlo desde un punto de vista positivo, de celebración del amor y el deseo. También nos ha pasado que durante alguna escena, concretamente una en la que realizamos una especie de kamasutra lésbico (con ropa) alguna gente se ofende y se va del teatro. Esto deja en evidencia que es muy necesario mostrar que las lesbianas sienten deseo, puesto que no suele molestar el sexo heterosexual en las películas u obras de teatro.
En resumen, estamos muy contentas de la recepción por parte del público, con comentarios muy positivos a la salida del teatro, por redes sociales y con críticas teatrales fantásticas.

¿Qué consideráis que ha cambiado desde los tiempos de Elisa y Marcela hasta ahora en cuanto a la libertad sexual se refiere? ¿Qué cosas estarían mejor como antes (si las hay) y cuales hace falta seguir cambiando?

Parece que todo tiempo pasado fue peor en cuanto a libertades y que las ciudades son símbolo de progreso. Eso es una estafa. En la época de Elisa y Marcela era habitual la práctica del travestismo funcional de las mujeres para acceder a espacios masculinos y eso hizo Elisa para casarse con Marcela. Que sigamos recordando a Elisa y Marcela, dos maestras que vivieron juntas a finales de 1800 en el rural galego, y teniéndolas como referentes nos dice que no siempre cualquier tiempo pasado fue peor.

Aún así creemos que gracias a historias como las de Elisa y Marcela y al trabajo de muchos colectivos se ha avanzado en derechos desde 1901, ahora por ejemplo podemos casarnos (por lo Civil, eso sí) pero si vamos al Registro Civil con nuestro bebé se nos aplican dos medidas discriminatorias: tenemos que estar casadas y tenemos que aportar un documento que indique que la criatura ha nacido por técnica de reproducción asistida. Eso no sucede con parejas heterosexuales por lo tanto aún soportamos mucha violencia institucional. Sigue siendo necesario reivindicar la diversidad afectivo-sexual y reclamar derechos. A día de hoy las personas LGTB seguimos sufriendo bullying, acoso y agresiones y las cifras de intentos de suicidio son mayores que en las personas heteronormativas. Un estudio indica que el 75% de las mujeres lesbianas mantienen su orientación sexual en secreto en el entorno laboral. Queda mucho camino por recorrer, no es suficiente con tolerar la diversidad, es necesario reivindicarla y celebrarla.

 

¿Creéis que el día de la visibilidad lésbica es importante? ¿Por qué?

Por supuesto, es importante y necesario recuperar historias de lesbianas que han sido históricamente invisibilizadas y también normalizar la palabra “lesbiana” que todavía muchas personas siguen pronunciando en voz baja. No queremos ser un secreto ni un tabú.

Para nosotras es muy emocionante hacer funciones en institutos y escuchar a tantas alumnas dándonos las gracias por contar esta historia y diciéndonos que ven similitudes entre la historia de Elisa y Marcela y lo que les sucede a ellas a día de hoy. Necesitamos visibilizar referentes de mujeres que se aman en el cine, en la televisión, en el teatro o en los libros, para que muchas nos veamos representadas y no creamos que lo que nos sucede es algo vergonzante.

¿Qué más creéis que se puede hacer para visibilizar las relaciones entre mujeres?

Visibilizar, visibilizar y visibilizar. En el teatro, la tele y las verbenas. Si eres lesbiana y puedes, visibilízate para ayudar a las demás, especialmente las más desfavorecidas. Seas o no lesbiana, asiste a eventos culturales de temática bollo y apoya iniciativas LGBTIQ+ críticas y feministas, que incluyan a personas trans, mujeres lesbianas o bisexuales, personas diversas funcionales y racializadas.

Como curiosidad, de los mitos-timos que hay entorno a las lesbianas ¿Cuál destacarías? ¿por qué?

Buf, son muchos. Que el lesbianismo es sólo una etapa, que en las parejas de mujeres hay una que “hace de hombre” y otra que “hace de mujer”, que nunca hemos probado una buena p**** o que siempre tenemos un gato por mascota. Como argumenta Beatriz Gimeno en La construcción de la lesbiana perversa, se nos considera un blanco fácil. Somos indeseables porque desmontamos el chiringuito de los hombres cis, porque no los deseamos.

Venís a Iruña próximamente con vuestra obra, ¿Cuándo y dónde?

El próximo jueves 29 de abril a las 19.00 horas estaremos en la Escuela Navarra de Teatro (San Agustín 5, Iruña) con Elisa y Marcela, así que allí os esperamos para celebrar la boda de Elisa y Marcela.

Algo más que queráis añadir…

Pues que la entrada es libre hasta completar el aforo, previa retirada de invitación en taquilla a partir de las 17.30h del día de la función.

LGTBIfobia en el deporte

El pasado viernes 19 de febrero se celebró el Día contra la LGTBIfobia en el Deporte en Iruña y Harrotu organizó una mesa redonda donde varias personas LGTBI deportistas pudieron contar de primera mano sus experiencias y sus puntos de vista respecto a este tema.

La charla se abordó desde varios temas: las experiencias negativas respecto al ser LGTBI en el mundo deportivo, los obstáculos que han encontrado en su vida deportiva, los elementos de protección que han tenido, y los retos a conseguir en el futuro. Estos 4 elementos dieron pie a un gran debate junto con las personas oyentes que participaron activamente en la mesa redonda, convirtiéndose en un trueque de experiencias y reflexiones vitales que dan para mucho, mucho más que para un post de blog como este.

Pero aún y todo, me gustaría comentar mis impresiones. Lo primero es que sólo una de las personas ponentes relató vivencias negativas directas por ser LGTBI. Esto me sorprendió positivamente, ya que entendía el deporte profesional como un mundo muy competitivo, no muy acogedor de las diferencias, y donde cualquier diferencia respecto al otro puede ser motivo de machacar en los códigos de competición. Pero según sus experiencias, esto no fue así.

A pesar de no haber vivido ampliamente experiencias negativas directas, lo que sí relataron fueron otras actitudes negativas en términos generales hacia el colectivo LGTBI, a modos de generalidades, comentarios homófonos, risas y demás. Parece ser que de esto no se libra nadie, y de hecho esto dio pie a un montón de reflexiones sobre la pertenencia al grupo, la responsabilidad individual de la persona LGTBI para hacer frente a esos comentarios, la responsabilidad colectiva hacia ellos, el sentimiento de culpa, etc. Un debate apasionante.

Otra de las cosas que me sorprendió fue el hecho de que las ponentes que practicaban deportes minoritarios como son el jockey y el rugby, relataron las experiencias más positivas, mientras que la ponente que practicaba un deporte mayoritario, el fútbol (también llamado como el deporte rey), relató las experiencias más negativas. Cuanto más pequeño es el deporte y más obstáculos se pueden tener para practicarlo, más cuidados personales existen dentro del mismo. Como una forma de protegerse internamente cuando afuera están las dificultades. Interesante reflexión, ¿verdad?.

Pero estos no fueron los únicos temas que salieron a la palestra: se habló de la necesaria fuerza personal (o empoderamiento personal) para superar las adversidades, de los apoyos entre iguales para poder ser libres como personas LGTBI en el mundo deportivo, de las muchas dificultades añadidas por ser mujer (una vez más las mujeres están en una diferencia negativa sólo por el hecho de serlo), etc. Y también se habló de los retos que quedan por conseguir. Y en este sentido, se hablaron de dos: la igualdad y la educación.

Personalmente, no me extrañó nada que salieran estos dos retos generales. Y es que a pesar de que estas personas no relataron unas vivencias negativas directas graves (agresiones físicas, por ejemplo), dieron cuenta de una amplia red de vivencias negativas como son los comentarios en grupo, las mofas, la soledad, la falta de referentes, los juicios de valor, las trabas, los miedos, la culpa… Actitudes y sentimientos que crean todo tipo de piedras en el camino de la libertad, en el camino de la igualdad. Y una vez más, sale claramente a la luz la necesidad de la educación: educación en casa, en el colegio, y en este caso, en los clubes deportivos. Sólo así se alcanzará la igualdad real, y tal vez algún día, dejemos de celebrar este día ya que todo el mundo podrá ser libre sea quien sea, practique el deporte que practique.

 

Ander Iribarren Hualde

Sexólogo de Kattalingorri

 

#Defenderharrotu

A causa de la situación de Harrotu, compartimos las palabras que le salen a una compa al respecto: 

 

Estas reflexiones me han surgido volviendo a ver la comisión de asuntos ciudadanos del martes 12 de enero, tras la exposición y defensa de Harrotu de le compi Edur y la posición tomada por cada grupo municipal, en especial la de PSN que decidió abstenerse, ante la declaración presentada por EHBildu y GeroaBai.

«Nosotros personalmente estamos tranquilxs. Yo creo que debemos estar tranquilos, hasta fecha de hoy todo se ha cumplido, no nos pongamos la venda antes de la herida» Maite Esporrín.

La venda antes de la herida, me detengo en esta afirmación.

Cuando hablamos de heridas y de personas LGBTIQ+ y Transbollomarikas, hablamos de muuuuuuchas y de herida que también vienen de muuuuuuuuuuucho tiempo atrás. Hablamos de heridas provocadas por la invisibilización, discriminación directa e indirecta, acoso, maltrato, asesinato y un sinfín de vejaciones que se escriben sobre, bajo, contra, hacia, en.… nuestras espaldas. Heridas que se han (y sigue siendo así) combatido, compartido, sanado, se han cuidado, reivindicado, legitimado, visibilizado desde la lucha de las personas LGBTQ+ y Transbollomarikas sin ningún apoyo (incluso el auténtico rechazo) de las instituciones y quienes han gobernado Nafarroa. Y digo esto, porque aquí en el corralito Floral hasta 2016 (casualidad cambio de Gobierno, formado por GeroBai, EhBildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra), no existía absolutamente nada en materia LGBTIQ+ en políticas públicas. Lo que quiere decir(-nos): Las movidas esas que nos pasan, afectan, atraviesa incluso nos parten a las bolleras, trans, maricones, y esxs cuatro degeneradxs, no son tan importantes, ni graves y además se van solucionando con el tiempo por si solas (y quien se ha queda por el camino, simples daños colaterales que irán desvaneciéndose).

Por lo tanto, si hacemos memoria histórica LGBTIQ+ y Transbollomarika, esa herida que ella menciona, ya estaba muy hecha.

¿Por qué traigo lo de la herida? Porque las heridas que tenemos en nuestras biografías, individuales y sociales, están altamente ligadas con la confianza. La confianza en una misma y en la(s) otra(s) persona(s) (y en lo que estas prometen y comprometen). Estas últimas, casualmente, a veces tienen el poder de dirigir una ciudad, hacer política institucional y decidir a dónde se destinan los recursos de un pueblo entero.

Y aquí voy a citar otra afirmación haciendo referencia a Harrotu “Hemos pasado un año, que iba a ser una tragedia, que iban a cerrar Harrotu, ¿qué ha pasado? absolutamente nada…” (Maite Esporrín). 

Si han pasado cosas, han pasado muchas cosas, y por cierto pueden estar ligadas a los compromisos que ha cogido la concejala María García Barberena. (Por enumerar algunas y no detenerme demasiado): En diciembre se comunica en una reunión a lxs colectivos y demás gentes que en enero de 2020 (a pesar de estar ya firmada la prórroga por un año más) Harrotu será cerrado por la supuesta duplicidad con Kattalingune. Pregunté (lo pregunté yo y sé muy bien lo que escuche) sobre que fechas se nos estaba hablando y se me respondió que hacia el 15 de enero 2020 (fecha aproximada, pero bastante lejos de 2021). Ante esto gente de diferentes colectivos y gentes individuales decidimos:

– Salir a la calle a denunciar los hechos.

– Hablar con todo chichifu en el Gobierno de Navarra.

– Solicitar en repetidas ocasiones participar en comisiones en el ayuntamiento de Iruñea (pospuesta continuamente por N+)

– Ante la preocupación de este corta y pega de servicios, preparar una propuesta y presentarla a todo chichifu entre marzo y julio, para dejar constancia sobre cuáles son los mínimos de Harrotu.

– Ante el presupuesto de 60.000 euros (aunque sea aproximado, está muy lejos del actual) presentado por N+, reunión con todos los grupos y expresar un análisis (el de la gente de la calle) ante los medios.

– Ah! Si y en medio de todo esto una pandemia que aún ha agravado situaciones de exclusión que ya venían dándose dentro del propio colectivo.

Diría pues, que, si han pasado cosas, pero bueno, no quiero desviarme demasiado y vuelvo a lo de las heridas y su alta relación con la confianza, concretamente retomo el hilo con lo de las otras personas que a veces tiene el poder de decidir hacia qué sí (y hacia que no) se destinan nuestros (lxs de todxs) recursos. Esas personas (u otras, pero bajo las mismas siglas), a veces llevan dirigiendo una capital y un gobierno, no sé…muchos años también. Añadiría más, han formado parte (y siguen formando) de manera más o menos explícita, de las decisiones que han obviado, banalizado incluso contribuido a esas “tonterías que he mencionado arriba” que desde el principio de los confines nos pasan a las bolleras, marikas, trans y otras degeneradxs. Si esas de… invisibilizar, asesinar, discriminar, agredir, acosar, maltratar…

Todas esas cosicas, están generadas (y perpetuadas) por personas de carne y hueso como yo, y provocan heridas. Heridas que, por cierto, han dejado a mucha gente por el camino. Es por ello y necesario que quede bien claro, que para confiar en la persona que tienes enfrente, sobre todo si es de las que pertenece (o sus siglas forman parte) a grupos que han obviado, banalizado incluso contribuido a esas “tonterías que he mencionado arriba”, hace falta algo más que palabras y compromisos.

No va a ver nada oculto y al año que viene, vendremos aquí hablar si se ha cerrado Harrotu, si ha sido una tragedia y si todo es tan negro como ustedes lo plantean” (Maite Esporrín). Escuchando las heridas, las mías y las de todas aquellas que me preceden, me parece una irresponsabilidad no mirar los hechos con lupa y día a día. Con toda esta memoria veremos quién tenía realmente la venda (pero en lo ojos) y, lo digo bien claro, ojala sea yo.

#harrotudefendatu #defenderharrotu

 

 

RelataLes: relatos lésbicos en confinamiento

Con esta entrada de blog queremos dar las gracias y hacer llegar nuestro reconocimiento a Dekumas LBT, asociación de mujeres lesbibollotrans, que siempre hemos sentido y tenido muy cerca. Ellas han sido las creadoras del fanzine RelataLes: relatos lésbicos en confinamiento, y tras leerlo queremos comentar con vosotras los aspectos del mismo que más nos han gustado.

 

El primero, como no podía ser de otra forma, es el propio proyecto y la impresión del propio fanzine. GRACIAS Dekumas, gracias por todo el trabajo. Gracias por hacer de la larga, y a ratos difícil cuarentena un espacio vivo; lleno de besos, roces y mariposas lésbicas. Pero sobre todo, gracias una vez más, por poner a las mujeres lesbianas y bisexuales en el lugar que nos merecemos, ¡Gracias por hacernos visibles! Y no solo a nosotras, sino a nuestras formas de sentir, amar y gozar. Lo escribimos en plural, claro, porque cada una de nosotras tiene sus formas y éstas se multiplican dependiendo del momento, lugar o persona con la que estemos.

 

Otra cosa que nos ha gustado mucho, ha sido las muy diferentes formas de escribir los relatos que las artistas han utilizado. ¡Menuda maravilla! Es una gozada, poder leer tan diferentes obras de tan diferente manera y conectar con éstas desde, como no, diferentes puntos. ¡Enhorabuena a todas, no dejéis de escribir!

 

Porque además, leyendo el fanzine hemos podido reflexionar mucho sobre esto. Sobre el imaginario que se tiene, en general, cuando se habla de relaciones entre mujeres. ¿Qué imaginario colectivo existe sobre nosotras? ¿En qué piensan las personas cuando oyen hablar de relaciones de lesbianas o mujeres bisexuales? ¿Qué imágenes bombardean sus cabezas? ¿Qué prejuicios les invaden?

 

No dejéis pasar la oportunidad de leer, RelataLes. Ya que con él os adentrareis en un mundo lleno de encuentros bajo la lluvia, de postres dulces en Milán, de ciudades y campos, de amores actuales y romances del 61, de esperadísimos mensajes de whatsapp, y un largo etc de historias apasionantes.

 

Porque RelataLes no es solo un fanzine de amor o encuentros eróticos entre mujeres, RelataLes son historias, reales o ficticias, que narran relatos cotidianos en los cuales, las protagonistas somos nosotras.

 

 

Visibilizando la asexualidad

Desde hace unos años, el 26 de noviembre es el día de la visibilidad de la asexualidad. Un día para visibilizar otra de las sexualidades no normativas, y por eso discriminada. Pero ¿qué es la asexualidad?

Para empezar, y desde un punto de vista sexológico, esta palabra no se entiende tal y como se hace desde el movimiento LGTBI+. El prefijo “a-“ de origen griego indica negación, privación o carencia de algo y sexualidad sería la forma de que cada sujeto sexuado tiene de vivirse como tal. Por lo que una persona asexual sería aquella que no se vive como sujeto sexuado, lo cual es imposible ya que las personas somos seres sexuados.

No obstante, desde el movimiento LGTBI+, esta palabra recoge otro significado, y cuando se habla de la asexualidad, se habla de aquellas personas que carecen, o tienen poco deseo erótico, o incluso de aquellas que solo sienten atracción por alguien con quien conectan mucho a nivel emocional o bajo limitadas circunstancias u ocasiones.

También podríamos desglosar el significado de asexual como persona sin sexo, interpretado como el sexo que se “hace” no el que se es. Si lo interpretamos desde este punto de vista, salen a debate algunas cuestiones: ¿a qué nos referimos con “tener sexo”?, ¿Qué es la erótica?, ¿a qué le llamamos sentir deseo erótico?. Quizá no podamos responder a estas preguntas pero si podemos desarrollar un diálogo en torno a esta “confusión” en los términos.

Se podría decir que la palabra asexual es un término paraguas que incluye a todas aquellas personas que su deseo erótico es menor, o se da en menos circunstancias que el de la norma, o como se ha dicho, que se da en unas circunstancias concretas (grisexualidad) o tras una conexión emocional muy fuerte (demisexualidad).

Por lo tanto, al igual que ocurre con otras sexualidades no normativas, el estar por debajo o por encima de una “supuesta norma” ha sido y es suficiente para patologizar, discriminar e invisibilizar dichas sexualidades. De hecho, se ha estado buscando el origen de la asexualidad en traumas o experiencias negativas, al igual que en su día se hacía con la homosexualidad y se incluía como categoría diagnostica en el DSM hasta 2013.

Actualmente, parece que todas tenemos que tener un deseo concreto, dirigido hacia unos cuerpos concretos, de una forma concreta, hacia unas prácticas concretas, unas partes del cuerpo concretas, en una cantidad concreta etc. ¡Qué concreto todo y que poco margen para disfrutar de lo diverso! Sabemos que esto no es así, todas somos diversas, no todas deseamos igual y esto no es ni una fase ni algo pasajero, es nuestra forma única e irrepetible de desear. Lo que ocurre es que socialmente no se visibiliza la diversidad, no vemos el abanico existente de maneras de desear; ya que, en los medios de comunicación, cuentos, poderes públicos etc. siempre se muestran relaciones cisheterosexuales, donde no se ve la diversidad funcional de esas personas, donde estas personas son blancas, jóvenes y de clase media y desean tener o nos muestran que tienen prácticas sobre todo genitales, y más concretamente coitales.

Por eso, las personas que nos salimos de esas normas tan estrictas que, nadie cumple al 100%, necesitamos etiquetarnos, nombrarnos para hacer ver que existimos; para hablar de las diversidades, de otro tipo de deseos, de otro tipo de eróticas. Desde el punto de vista semiótico (del significado y significarse) las etiquetas pueden ser muy útiles, pues con ellas reconocemos y damos valor a lo que tiene nombre.

Desde el colectivo asexual ponemos sobre la mesa, que no todas deseamos igual, y que no por ello somos ni peores ni mejores, si no diferentes. Que puede que sintamos deseo erótico solo en determinadas ocasiones, bajo ciertas circunstancias, o con personas concretas, y que haya a gente que le parezca que este deseo es menor que el suyo, y esto es algo que nos ocurre tanto a las asexuales, como al resto.

Y puede que sí, aunque sería interesante también hablar sobre qué tipo de deseo hablamos: ¿deseo genital?, ¿deseo de cercanía?, ¿deseo de contacto corporal?, ¿deseo de un beso?, ¿deseo de caricias?, ¿deseo de emparejarse?… Puede, por ejemplo, que alguien no desee nada estimular sus genitales, o que se los estimulen, pero que desee mucho que acaricien sus brazos. O puede que a alguien no le guste el contacto corporal, pero le guste tener un vínculo emocional fuerte con alguien. Ya que podemos desear prácticas eróticas y relacionales muy diferentes y cada una en diferente grado.

Lo que pasa que, en cuanto al deseo erótico, nos dicen que “lo normal” es tener deseo genital, y a veces, cuando tenemos contacto íntimo con una persona y nos acariciamos, por ejemplo, damos por hecho, que tenemos que terminar estimulando nuestros genitales, es decir tenemos las prácticas eróticas como si fueran una secuencia que siempre empiezan en un sitio y acaban en otro. Pero esto es tener una mirada muy reducida hacia la erótica. No tenemos porqué seguir patrones, cada cual conoce su cuerpo y su deseo, y disfruta de él como quiere.

Las personas asexuales reivindicamos nuestra orientación del deseo, y nos colectivizamos al igual que el resto de sexualidades no normativas para visibilizarnos y reivindicarnos.

Aquí se puede ver un documental sobre la asexualidad, en la web de la ACEs (Asexual Community España): https://www.youtube.com/watch?v=bqXyzz7Gt5k

 

Irakurri artikulua euskaraz

Vida, Diversidad y Orgullo en el centro

Desde la Asociación Kattalingorri hemos realizado una introspectiva en el tiempo y nos gustaría compartirla con todas, todos y todes.

A lo largo de estos 20 años de recorrido Kattalingorri ha sido una herramienta y espacio de lucha, reivindicación, empoderamiento y visibilidad de la realidad de las personas LGBTIQ+. Fruto de las reivindicaciones históricas del colectivo LGTBIQ+, en la actualidad en Navarra disponemos de un marco jurídico propio y específico en materia LGBTI+. Es decir, que la lucha por los derechos de las personas LGTBIQ+ junto con el diálogo con las instituciones ha posibilitado que a día de hoy y en los últimos cuatro años tengamos entre otras cosas, dos servicios de atención a la diversidad sexual y de género en la comunidad.

En estos cuatro años, la puesta en marcha y gestión de estos servicios ha sido toda una aventura para Kattalingorri y para las personas y colectivos que hemos estado en esta lucha. Una aventura a la vez que toda una oportunidad para llevar a cabo algo que desde los colectivos LGTBIQ+ se ha reivindicado durante años.

Por un lado Harrotu, Centro LGTBI+ del Ayuntamiento de Pamplona, como espacio de encuentro en la capital, el cual, además de acercar la realidad LGTBI+ a la ciudadanía, presta atención profesional e impulsa el respeto por la diversidad sexual y de género.

Por otro lado, Kattalingune, Servicio LGTBI+ de Gobierno de Navarra, que presta servicio de manera descentralizada en diferentes zonas de Navarra y ha evolucionado en cuanto a contenido y presupuesto en todo su recorrido gracias a la lucha de los colectivos que conformamos Kattalingorri y aliadas/es/os. A día de hoy hemos avanzado en la visibilización de nuestras realidades y en la importancia de tener estos servicios de atención profesional, pero todavía queda bastante camino por hacer, por ello aquí seguimos.

Son tiempos difíciles, pues a pesar de que en Navarra conseguimos una ley para la promoción y defensa de la igualdad de las personas LGTBIQ+, continuamos sufriendo por la invisibilidad institucional y social, exclusión social y el rechazo directo por parte de algunas capas de la sociedad. En este sentido, que el desarrollo de leyes específicas en el Estado Español se siga retrasando, no favorece a que esto cambie.

Además de todo esto, la medidas para afrontar el COVID-19 están agravando situaciones que ya venían generando exclusión y sufrimiento: Casas que no son lugares seguros y dificultad para encontrar una alternativa, mayor precariedad laboral y aumento de temores de ser tu misma/o/e por miedo a que te echen, procesos de tránsito paralizados, vuelta al armario, mayor desamparo de las personas Trans en situaciones de exclusión social y un largo etcétera.

Nos parece indispensable que los derechos y la igualdad de las personas NO se jerarquicen y algunos quedemos en segundo plano, invisibles de nuevo, porque estamos hablando de derechos fundamentales que no se pueden obviar, más allá de una ideología o posicionamiento político.

Por todo ello vemos la necesidad de fortalecer las redes entre las personas LGTBIQ+, colectivos y aliadas/es/os, para la defensa y ejercicio de derechos. Seguir en el desarrollo y la reivindicación de servicios que atienden la realidad de las personas LGBTIQ+ públicos y de calidad. Apelar a las instituciones públicas, por un lado, a incluir de manera veraz la interseccionalidad en sus acciones con el objetivo de garantizar respuestas integrales y por otro lado, a mantener un diálogo activo con los colectivos LGBTIQ+.

Gracias a quienes nos precedisteis, fuerza y coraje a quienes somos y libertad para quienes vendrán.

 

Euskaraz irakurtzeko sakatu

Loading new posts...
No more posts